• septiembre 16, 2019

Superintendencia interviene banco

La Superintendencia Bancaria de Panamá (SBP) ordenó ayer la toma de control operativo y administrativa de AllBank, Corp. un banco que forma parte de un grupo financiero venezolano que hasta fines del 2018 tenía depósitos por $190.2 millones, de los cuales $33.3 millones eran de clientes locales.

Esta decisión fue tomada como resultado de una serie de factores que ponen en riesgo la seguridad de las acreencias confiadas por los clientes del Banco.

"El grupo accionista no atendió en tiempo y oportunidad a los requerimientos de las acciones correctivas que esta Superintendencia instruyó con la finalidad que se diversificara el alto grado de exposición de sus activos líquidos y servicios de custodia de sus inversiones en valores colocadas en partes relacionadas", destaca un comunicado de la SBP.

Uno de los bancos de propiedad del accionista principal de AllBank, Corp, en la jurisdicción de Curazao, (Banco del Orinoco, N.V.) donde está colocada una cuarta parte de los activos líquidos del Banco y que además presta servicios de custodia de una tercera parte de las inversiones en valores que forman parte de los activos productivos de Allbank, Corp, fue intervenido el 5 de septiembre por el Centrale Bank van Curacao en Sint Maarten (CBCS).

Frente a eso, el Banco Orinoco N.V no puede seguir prestando sus servicios regulares, no podrá ofrecer nuevos servicios, ni captar clientes y no podrá ser obligado a cumplir con sus deudas, por lo que por el momento serán congelados todos sus activos.

Las últimas supervisiones realizadas reflejan una fuerte debilidad de la salud de la cartera de préstamos, lo que sumado a una frágil gestión del Gobierno Corporativo, un modelo de negocio que se torna inviable y la incertidumbre que genera tanto el acceso a los activos de Allbank, como los potenciales efectos de contagio que se derivan de la situación del grupo bancario en Curazao, llevan al convencimiento de la Superintendencia de que los intereses de los depositantes, corren peligro si prosiguen las operaciones del Banco en la gestión de su accionista y Alta Gerencia.

El banco inició operaciones el 13 de Julio 2012.

La SBP aclaró a los clientes de AllBank, Corp. y al público en general, que las medidas se han adoptado con el objetivo de proteger y salvaguardar los mejores intereses de los depositantes del Banco.

Además, reitera la estabilidad y solidez del sistema bancario panameño. "Esta medida no representa un riesgo de contagio para el Sistema Bancario Panameño, dada la inexistente conexión de relaciones interbancarias del Allbank con el resto del sistema", aseguró.

Por su parte, el Grupo Financiero BOD, que contiene a AllBank, aseguró a todos sus clientes que la solidez de AllBank Corp está garantizada y que "estamos ejecutando acciones para revertir a la brevedad posible la medida acordada por la Superintendencia de Bancos de Panamá y normalizar las operaciones de manera inmediata en beneficio de nuestros clientes".

Fuente..

LEER ANTERIOR

Defienden proyecto para bonos por turistas

LEER SIGUIENTE

Afirman que la mafia usa la ZLC para tráfico de cigarrillos

DEJAR UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.